viernes, 27 de mayo de 2016

Las "Pajaritas" de Huesca.

En el parque Miguel Servet de Huesca se ubica uno de los símbolos de la capital de provincia. Se trata de la obra que Ramón Acín, artista oscense nacido en 1888, dejó como legado a su ciudad natal: el monumento a Las Pajaritas. Al pasear por el pulmón de Huesca, los locales y los visitantes se encuentran con esta escultura de hierro y cemento engalanada con los colores de la ciudad, el blanco y el verde, que corona un paseo arbolado.
Consta de dos grandes y blancas figuras de papiroflexia que se miran la una a la otra, en chapa de hierro doblada: 1´25 x 1´20 m cada pajarita. Y que se asientan sobre unos cubos verdes. Forman parte de un pequeño rincón destinado a parque de los niños en un lateral del parque de Miguel Servet, prácticamente enfrente de la antigua Escuela Normal de Maestros. 
Aunque el título original que Ramón Acín dio al monumento en 1929 fue “Fuente de las pajaricas, instalada en el parque de los niños de Huesca”, en el número del 15 de noviembre de 1929 de La Gaceta Literaria, se publicó una diminuta fotografía de las Pajaritas con este pie: “Monumento a la pajarita, del que es autor Ramón Acín y se inaugurará en breve en el Parque de los Niños de Huesca”.
Ramón Acín Aquilué (Huesca, 1888-1936)
Fue ilustrador y diseñador gráfico, pintor y escultor, autor de numerosos artículos en prensa y revistas de Huesca y Barcelona, profesor de Dibujo  en la Escuela Normal de Maestros, pedagogo renovador y uno de los introductores del método Freinet en algunas escuelas oscenses y destacado militante anarcosindicalista. Fue fusilado en su ciudad natal el seis de agosto de 1936 y, pocos días después, lo fue también su esposa Conchita Monrás. Dejaban dos hijas de trece y once años. De sus obras escultóricas públicas (que no fueron muchas o no pasaron de bocetos y proyectos) hay que recordar el monumento al pionero de la geología, Lucas Mallada, para Huesca en 1925, el de la Fosa Común para el cementerio de la capital oscense (1927-30), que no se completó, y el dedicado al escritor oscense, Luis López Allué, colocado en el parque Primo de Rivera de Zaragoza.

Las Pajaritas, sin duda, es un lugar de visita obligada cuando se pasa por Huesca.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Crónica de colaboradores: Caravaca de la Cruz.

De vez en cuando recibo alguna crónica por correo u otros medios, informando sobre alguna máquina nueva o cualquier otro aspecto. Comparto la última que he recibido, por parte de Isidro, coleccionista de Granada que junto a su hermano Antonio, pasaron por caravaca de la Cruz. Dice así:

Buenas tardes Miguel Angel,
Hace unos dias estuvimos mi hermano y yo en la localidad de Caravaca de la Cruz y ¿como no?, nos acercamos a la basilica para elongar unas monedillas. Al llegar nos encontramos con una doble sorpresa, habia dos maquinas una al lado de la otra . Dos maquinas que proporcionaban dos modelos cada una, aparentemente iguales o similares. 
Pero pronto comprobamos que dichas maquinas no eran identicas ni en su aspecto ni en su maquinaria. La maquina de la derecha es la tipica maquinar de elongar a la que estamos acostumbrados a ver y  usar, sin embargo la maquina de la izquierda, habia sido modificada de tal manera que la ranura donde se colocan los 5 centimos, habia sido eliminada y ademas observamos como en el interior de la maquina existe un dispositivo a modo de cajetin de plastico negro con unos cables y una pequeña luz roja . Sin embargo la maquina no es electrica, no esta enchufada a la red. Cuando preguntamos al responsable, (curiosamente no es el personal de la tienda de recuerdos sino el sacristán de la basilica) este nos aclara que la maquina funciona introduciendo solo 1 euro y que es la propia maquina la que libera una especie de moneda para que troquele el modelo elegido en color dorado, algo que parece deducirse si nos fijamos atentamente en la carteleria que adorna la propia maquina. Pero desgraciadamente y tras dos intentos comprobamos que la maquina no nos proporciona nada  a lo que el propio sacristan nos aclara que dicha maquina lleva poco tiempo alli, un par de semanas a modo de prueba y que está dando problemas habitualmente.
Hemos deducido que la maquina de la derecha , la maquina de elongar monedas habitualmente que se publicita con el lema transforma tu moneda en medalla, corresponde a la MU-013. ¿Pero y esta maquina semiautomatica? la colocada a la izquierda y que se publicita bajo el lema de crea tu propia medalla, que da supuestamente monedas elongadas de cospel dorado. ¿ Podria ser una readaptacion de la MU-001? o una nueva maquina a catalogar ? Ahi dejamos la duda por si alguien puede aportar claridad en este asunto.

                                            ISIDRO  Y ANTONIO.

martes, 3 de mayo de 2016

Celedón.

Las fiestas de Vitoria (Álava) celebradas en honor de la Virgen Blanca, patrona de la ciudad, están marcadas en su jornada previa por un curioso espectáculo. 
Desde lo alto de la torre de la iglesia de San Miguel, a las seis de la tarde, después de tirar el chupinazo, baja Celedón (un muñeco suspendido por una cuerda) "volando" sobre toda la gente y con su paraguas abierto, llega a un balcón del que sale, ya convertido en humano para pasar en esta ocasión caminando entre la multitud. De ahí se dirige hasta la balconada de la Iglesia desde donde da un discurso alentando a todo el mundo a la diversión e inaugurando de esta forma las fiestas de la Virgen Blanca.
 
Celedón recuerda a Celedonio Alzola quien fuera un aldeano originario de Zalduendo de Álava (Álava) y que cada año acudía a las Fiestas de La Blanca en Vitoria, siendo el protagonista de éstas e invitando a todos los ciudadanos y visitantes a unirse a la diversión. En 1957, 9 amigos blusas idearon el personaje de Celedón, para ello idearon un muñeco que descendería por una cuerda, y se reencarnaría en persona, siendo esa persona José Luis Isasi. Originalmente Celedón bajaba desde la torre de San Miguel hasta la Plaza de España o Plaza Nueva, pero en 1970, debido a unas obras se trasladó a la Plaza de la Virgen Blanca.
El año 2007 se cumplió el 50º aniversario de la bajada de Celedón, que bajó por primera vez en el año 1957. En su primer descenso, se rompió la cuerda, aunque este hecho no impidió que Isasi saliese al balcón y diera comienzo a las fiestas. En el 50º aniversario, Gorka Ortiz de Urbina e Iñaki Landa hicieron juntos un emotivo paseillo, ya en la balconada recordaron a Isasi, ausente por una grave enfermedad. Hoy, en la balconada de San Miguel se puede apreciar una escultura de Celedón, esta escultura lleva la cara de José Luis Isasi Moltalbán, primer Celedón y uno de los creadores de la figura de Celedón.

Fuente: Wikipedia