miércoles, 12 de noviembre de 2008

Su destino... Un recuerdo.

Los siguientes EC que conseguí no los chafe yo. Mi hijo que a principios de 2007 contaba con 10 años de edad se fue una semana de convivencias a Doñana y en su visita a la Ermita del Rocío, encontró una máquina de estas y conociendo el ramalazo de locura de su padre, decidió gastarse un par de euros y en lugar de traerme el típico recuerdo de una figurita, me trajo dos monedas de 5 céntimos chafadas con dos preciosas imágenes de la Virgen del Rocío.

Aunque mi gusto por este tipo de chapas se debe a mi vicio (no afición, ya es un vicio) por la numismática, la realidad es que el fin de las EC es el de recuerdo (souvenir) y por ello colocan las máquinas en lugares turísticos.
Tengo compañeros numismáticos, que consideran que esto es un 'monedicidio', es decir, destrozar una moneda, símbolo de su afición, pero tratándose de una moneda corriente la que chafas, ¿no resulta mas bonita después de chafarla?. Para mi es un bonito objeto de recuerdo y además, coleccionable... ¿Que mas se puede pedir?.

Un par de páginas sobre El Rocío y su Virgen:
http://www.rocio.com
http://es.wikipedia.org/wiki/Virgen_del_Rocio