viernes, 24 de diciembre de 2010

Elongando, ¡Feliz Navidad!...

Habitualmente las monedas elongadas se realizan como recuerdo de un lugar, es decir localizadas junto a un punto turístico del que te llevaras un bonito y barato recuerdo. Por lo menos es en esos lugares donde vamos a encontrarnos las máquinas que actualmente están instaladas en España, parques de atracciones, zoológicos, centros históricos, museos, centros religiosos, etc. Es la opción que parece mas lógica y que mas parece adecuarse a las elongated coins, un recuerdo de un lugar, pero ¿por qué no conmemorar un evento?. 
En Estados Unidos, este tipo de souvenir no se utiliza unicamente como el recuerdo de un determinado lugar, también en muchas ocasiones, determina y celebra una fecha o un evento concreto. Se realizan diseños especiales para multitud de hechos puntuales, como puede ser el campeón de alguna liga deportiva, el presidente electo de turno, la visita de alguna personalidad, pero también de festividades anuales,  como pueden ser el Día de la Independencia (Independence Day), el Día de difuntos (Halloween),  Pascua (Easter) o Navidad (Christmas).
Todas las Navidades aparecen diseños especialmente realizados para estas fechas con el propósito de que tengas no solo un recuerdo del lugar, sino también del momento en el que visitaste dicho lugar. Un ejemplo muy claro son los parques Disney que tienen sus propias series anuales en estas fechas. En otros casos la moneda, sin definir un año en concreto, conmemora la ocasión, pudiendo ser reutilizada año tras año y hay personas que las envían junto a sus postales navideñas a modo de regalo.
Observado desde el punto de vista del coleccionismo, se trata de una mas de las posibles temáticas en las que puedes subdividir una colección y así existe en Estados Unidos un verdadero comercio de estas EC's "temporales" ya que no es fácil hacerse con ellas en el poco tiempo que están instaladas en las máquinas los diseños correspondientes. Existen incluso variantes que conmemoran los cuatro domingos de Adviento, con los consiguientes cambios durante las cuatro semanas anteriores a Navidad.
Bueno, pues aprovechando esta entrada y como reza en la última fotografía quiero desear a todos los lectores de este blog, desde nuestra casa a la vuestra... ¡Feliz Navidad!